EL PARALELO 19.5º Y EL EJE NEOVOLCANICO MEXICANO

Las Montañas que unen Oriente y Occidente y la Retícula Planetaria de Metatrón
19.5

En 1988 nuestro equipo de trabajo comenzó a ceder a una “obsesión”:  recorrer libremente los sitios sagrados de la Sierra Volcánica Transversal, también llamada Eje Neovolcánico (en el mapa proporcionado por el National Oceanic and Atmospheric Administration, señalada por el óvalo color magenta y las siglas SVT) y del Sureste Mexicano. No nos dábamos cuenta en ese entonces que esta peregrinación nos llevaría a comprender algunas cosas muy extraordinarias de esta bella región del Universo. No podría en este momento explicar ampliamente como se fue construyendo este fascinante proceso en el cual nos vimos involucrados porque no es la intención hacerlo aquí. Pero si compartiré con ustedes parte de esa historia de una manera muy condensada y gráfica.

La SVT es la única en todo el continente de América que en sus cerca de 900 kilómetros de extensión corre desde las costas del oriente, el Golfo de México, hasta las del Océano Pacífico. Es muy importante decir que el paralelo 19.5 ° N (19.471 para ser más exacto) la recorre ampliamente a lo largo de casi toda su longitud. Resulta que en el Sistema Solar existen otros elementos muy conocidos en algunos de sus planetas y en el Sol mismo, precisamente a la misma latitud de 19.5 °. Entre ellos se encuentran el enorme remolino atmosférico de Júpiter llamado la gran Mancha Roja, las bandas de elevación de nubes en Saturno, la gran Mancha Obscura en Neptuno, el Volcán Olympus Mons, el más grande del Sistema Solar en Marte y una importante zona de emisión de gigantescas lenguas de plasma en nuestro sol. Y en nuestro planeta tenemos en México precisamente a la Sierra Volcánica Transversal y al volcán Mauna Loa de Hawai.

19471

Estos hallazgos, entre otros más recientes relacionado con la actividad de las estrellas llamadas pulsares constituyen elementos que han venido reforzando la teoría del universo hiperdimensional de Hoagland/ Bearden/DePalma. De acuerdo con este modelo, es a la latitud de 19.5 ° tanto en el hemisferio norte como en el sur, en donde se presentan movimientos del campo del vacío en forma de vórtice (remolino) y que constituyen el lugar por donde ingresan componentes informacionales desde las dimensiones hiperespaciales del planeta o de la estrella hacia la parte tridimensional del mismo. Estos vórtices sutiles causan efectos dinámicos y termodinámicos tanto en los gases de la atmósfera como en los materiales que forman la corteza terrestre, pero también juegan un papel en la evolución bio-geo-astrofísica planetaria.

Al trazar en mapas una retícula o red energética planetaria del Arcángel Metatrón, me di cuenta que sus líneas pasan con precisión sobre los volcanes más famosos de México, así como por cientos de asentamientos humanos del pasado y del presente, y bellos lagos y por zonas en recursos naturales. Muchos de ellos se encuentran localizados en la SVT y otros en diferentes partes del país.

Además de que el volcán Cofre de Perote (en Veracruz), el DF, el volcán Paricutin (Michoacán) y el Volcán de Fuego (Colima) se encuentran precisamente sobre este paralelo 19.5, en mi estudio de esta retícula planetaria sagrada de energía que ha abarcado más de una década, me encontré con que el resto de los más famosos volcanes de la SVT se encuentran ubicados de manera única a distancias armónicas precisas del paralelo 19.5, dictadas por la geometría sagrada y por la astrofísica hiper-dimensional.

Después de ir conjuntando una enorme cantidad de datos y de reconocer algunas de las numerosas relaciones entre estos me di cuenta de que la SVT es como un enorme instrumento musical de ondas electromagnéticas, gravitatorias, biológicas, psicosociales y espirituales que recoge y genera pulsaciones en el campo cuántico y postcuántico organizándolas a todas como una sinfonía orgánica de oscilaciones espirales/circulares armónicas que a su vez contiene o está compuesta de grupos de oscilaciones armónicas adicionales cada vez más pequeñas, acomodadas todas de manera supercomprimida y con un estilo geometría fractal, sin que estas se destruyan una a otras por interferencia, configurando un gran organismo viviente.

A esta zona volcánica le di el nombre de retícula de Tonantzin o retícula Guadalupana.

Cerros en donde caen Flores del Cielo

Habiendo encontrado esto, llegó a mis manos un libro en donde se dan a conocer las investigaciones astronómicas y de correlaciones geográficas del lienzo de Nuestra Señora de Guadalupe, también conocida como Tonantzin.

El Dr. Armando García de León el Instituto de Astronomía de la UNAM descubrió que las estrellas del manto de la Virgen, guardan una perfecta correlación astronómica con las constelaciones presentes en la fecha misma de su aparición. Las estrellas del lado derecho corresponden a las del hemisferio norte y las del lado izquierdo a las del hemisferio sur. El Padre Mario Rojas reconoció como el glifo azteca justo abajo del moño negro corresponde al Nahui Ollin que es Tenochtitlan, entonces los investigadores acomodaron dicha imagen a una escala adecuada a lo largo de la Sierra Volcánica Transversal de tal manera que se hicieran coincidir todos los elementos de este códice con los rasgos geográficos y astronómicos ya intuidos.

Pero de este experimento surgió otra cosa muy interesante para mi proyecto : como dice el Padre Rojas, los volcanes de la SVT se corresponden con los glifos en forma de nariz dibujados en su vestido y cuyo significado en náhuatl es el de Tepeyácatl, “lugar en donde caen Flores del Cielo”. Esto sugiere que hay muchos Tepeyac a lo largo de la SVT, muchas montañas sagradas “en donde caen Flores del Cielo”. Esta sorpresa fue muy importante para el proyecto porque ayudó a incrementar más elementos que apoyan la confirmación de los estudios previos que había venido realizando con la retícula Metatrónica, los que sugerían que esta Sierra es un territorio muy sagrado y que sus volcanes y ciudades son verdaderas puertas al Cosmos hiper-dimensional. Son portales estelares en el Corazón de América en la zona del paralelo 19.5 de comunicaciones interdimensionales.

Es muy importante señalar que el área mas iluminada del pictograma de Guadalupe-Tonantzin, es el área de su vientre embarazado, haciendo saber que el personaje central del mismo, no es la Virgen sino el Ser Avatar colectivo en gestación, el Cristo colectivo, el Quetzalcóatl colectivo, la iluminación nacional, como el indicio inicial del surgimiento a escala mundial de un nuevo fenómeno de desarrollo humano-colectivo para todas las naciones.

Ruedas dentro de Ruedas dentro de Ruedas

Yo había notado también que estas montañas sagradas estaban distribuidas a lo largo de la SVT siguiendo una cierta simetría. Como siempre, la ayuda llegó y pude tener en mis manos un trabajo de mi colega Jim Lyons de la Universidad de York, Inglaterra, en donde da a conocer un modelo que explica la formación de los famosos círculos de las cosechas en ese país. Combinando sus agudos conocimientos de electromagnetismo de Maxwell, dinámica de fluidos y teoría del caos que él utilizó cuando estuvo al frente del equipo que diseñó uno de los aviones más extraordinarios para el gobierno Inglés, logró proponer un modelo muy interesante. Yo lo apliqué a la SVT y la simetría en la distribución de los volcanes que yo había apenas vislumbrado anteriormente, de pronto se aclaró totalmente. Incluso, Jim al saber de esto se sorprendió gratamente de que su modelo pudiera ser aplicado en otras áreas de investigación.

mexicosagrado 19.47º 4

En el esquema anterior se puede ver en una vista en planta, la manera en que la distribución simétrica de los principales volcanes de la SVT, dan la pauta para considerar que estos surgieron en puntos en donde se construyeron procesos de interacción entre las fuerzas de las líneas de la retícula Metatrónica, los vórtices emergentes hiperespaciales del paralelo 19.5, el campo gravitacional local y campos columnares estacionarios en forma de vórtice de carácter geomagnético (estos últimos pueden estar relacionados con los vórtices del paralelo 19.5).

De acuerdo con recientes modelos científicos dentro del campo de la magnetohidrodinámica estas interacciones entre vórtices columnares entrelazados producen estructuras toroidales (en forma de dona) que son capaces de interactuar con la energía del punto cero haciéndola penetrar desde el hiperespacio hasta el espacio tridimensional (recuerdan hace unos años Jaime Mausán dio a conocer unos estudios de vulcanólogos que mostraban una actividad electromagnética muy elevada e inusual en el Volcán Popocatépetl). También pueden generar un alineamiento u orientación paralela del spin de las partículas subatómicas que se hallan dentro de su influencia así como cambios inerciales (antigravitacionales) en la materia.

s6

La unión de todos estos toroides, anidados secuencialmente unos dentro de los otros, toroides dentro de toroides, dentro de toroides, como se muestra en los esquemas de arriba, no solamente se parece a las coreografías ceremoniales para la apertura de portales dimensionales en fechas especiales sino que también se parece mucho a la estructura de una Campo de Torsión gigantesco, muy bien descrito por destacados colegas científicos de San Petersburgo, Rusia, y que mediante el alineamiento o polarización del spin atómico (el giro que tienen los electrones) tiene la propiedad de producir una curvatura torsional, un pliegue en el tejido del espacio-tiempo, para acceder al campo de coherencia e información hiperdimensional (el campo unificado de las fuerzas físicas) que subyace por debajo del mundo macroscópico físico.

Esta convergencia de campos de diversas fuerzas físicas y parafísicas formando un tejido fractal muy compacto se relaciona también con los descubrimientos del Profesor Phillip Callahan, de la Universidad de Gainsville, Florida. El ha mostrado claramente que las apariciones Marianas solo han ocurrido en puntos de la Tierra en donde existe una convergencia de alta simetría de líneas entrecruzadas del campo geomagnético local. Es como si las líneas magnéticas hubieran acordado reunirse sin destruirse unas a las otras para crear un factor WARP (de alta torsión del tejido del espacio-tiempo).

Así es que estamos hablando de Bio-Geo-Astrofísica Sagrada. Estamos hablando de un sistema de comunicación estelar multidimensional con los Cielos Superiores : la Sierra Volcánica Transversal, la retícula de Tonantzin. Estamos hablando diversidades que se reúnen convergiendo armónicamente en Un solo punto sin destruirse, generando una implosión del tejido mismo del espacio-tiempo yendo mas allá de la velocidad de la luz, creando puertas de comunicación y relaciones diplomáticas con las realidades superiores que hay dentro de nuestro propio corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba