Entre Luces de Neon

guad
Y baje al valle obligado por las circunstancias,
y caminando entre las plazas de la gran ciudad,
mi corazón se afligia entre mercaderes e idolatrias,
y vi sonriendo a la indiferencia,
y sentada en un trono a la vanidad,
que golpeaba con un latigo a la hermandad,
entre caballos de acero que atropellaban a la humildad,
los sabios ancianos trataban de escapar,

los niños de oro que en antaño eran potestad,
ahora pedian limosna con sus caritas de malestar,
los jovenes encadenados a maquinas y amigos virtuales,
le escribian a sus padres mensajes banales,
y dentro de los templos profetas con túnicas,
mancillaban a los niños con sus actos y a los adultos con palabras oscuras,
entre luces de neon llego la noche,
y jovenes y virginales doncellas,
mostraban sus cuerpos para sobresalir,
y aquellos que se decian guardianes de la ciudad,
robaban a los transeuntes con autoridad,
los gobernantes vestian con piel de oveja,
y como feroces jaurias de lobos devoraban a sus indefensas presas,
y entristecido por tales visiones,
implore al cielo pidiendo soluciones,
y una voz así contesto,
“Todo lo que ves es parte de la Evolución,
si no estas conforme con tal situación,
regresa a tu montaña y espera mi solución,
yo no castigo a nadie ni guirnaldas coloco sobre su cien,
cada humanidad tendrá lo que ha pedido,
quizas eso sea lo que llamarán castigo,
contento espero a mis hijos elegidos,
elegidos por ellos mismos en el lugar que les he prometido,
no te aflijas ni acongojes,
las tompretas sonarán y será el día del juicio final,
final para el que no cree,
y principio para el que tiene FE”.
Ricardo Gonzalez Tierra Firme
www.tierra-firme.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba